Durante el viaje

 

 

  • En caso de agotamiento por calor, busquemos un lugar fresco para descansar, beber líquido e intentar recuperar los minerales perdidos.
  • Lleva siempre a mano algo dulce y frutos secos para reponer energías
  • No te desanimes ante los problemas. Esto no es un viaje turístico, los problemas surgirán, pero forman parte de “tu camino” y muchos peregrinos antes que tu los han  sufrido y superado
  • Sigue siempre las flechas amarillas que están marcadas a lo largo del camino las encontraras en cualquier lado (árboles, piedras, suelo, muros, porteras etc.)
  • Si te pierdes no dudes en llamare a cualquier monitor o coordinador

 


 

 

SUGERENCIAS PARA EL CAMINO

 

 

  **   Intenta descubrir algo bonito del camino para compartirlo después.

  **   Haz el camino, vívelo  y disfruta de el

  **   Sabias que el camino es un peregrinar para encontrar las raíces de

        nuestra fe.

  **  Busca la manera de darte a lo largo de esta peregrinación.

  **  Dedica tiempo para  relacionarte a los demás, mientras andas encontraras

        amigos.

  **  Cuando escuches una petición de ayuda o colaboración bríndate, ¡No mires

        a otro  lado

  **  Si vas muy cansado o cansada, piensa en como puedes apoyar a otro,

       esto te dará fuerzas

  ** Intenta ir acompañado, las dificultades y alegrías del camino con la vida

       misma,veras como no te aburres,nada

  ** Descubre a lo largo del camino  lo poco que, realmente, se necesita para

       vivir.

      Si  has disfrutado de este viaje, te proponemos que el año siguiente pruebes

       otro  Camino.

 



Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Luis Mellado Manzano

Página web creada con 1&1 Mi Web.